Mujeres valientes que dan visibilidad al cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad muy extendida: se estima que una de cada ocho mujeres tendrá opciones de sufrirlo a lo largo de su vida. Hace unas décadas, el cáncer de mama era de un tipo de tumor complejo, de mal pronóstico. Gracias a la investigación, a los modelos de investigación colaborativa, al desarrollo de las técnicas de imagen, y a la concienciación de la sociedad, se ha conseguido que más del 82% de las pacientes logren superar el cáncer o lo conviertan en una situación crónica.

Las campañas de detección precoz de las administraciones sanitarias han resultado críticas para favorecer el diagnóstico a tiempo. Y a esto hay que añadir la visibilidad que mujeres conocidas por el gran público han dado a esta enfermedad, contribuyendo a su normalización y a la adhesión de los programas de diagnóstico precoz. En este sentido, en este post de hoy queremos detenernos en cinco mujeres valientes que, además de vivir su enfermedad en su intimidad, decidieron no ocultarlo e hicieron público su diagnóstico. Su testimonio ayudó a todas las mujeres a normalizarlo y a que una mujer no se sienta un caso extraño si se enfrenta a este diagnóstico.

cancer de mama 

Terelu Campos

En 2007 Terelu Campos hizo público el tumor que le habían encontrado. Fue un hito importante para dar visibilidad al cáncer de mama en España, ya que aprovechando este anuncio hizo un llamamiento público para que todas las mujeres se sometieran habitualmente a controles preventivos. En el verano de 2018, se le volvió a detectar un nuevo tumor en el pecho y decidió hacerse una doble mastectomía, poniendo el foco en una estrategia de prevención recomendada para algunos pacientes, en atención a su subtipo de tumor y contribuyendo de este modo a hablar de la medicina personalizada.

Kylie Minogue

En 2005 la cantante australiana tuvo que cancelar su gira mundial cuando le detectaron cáncer de mama. Aunque durante el proceso frenó algunos aspectos de su carrera, siempre se mantuvo muy activa y continuó trabajando. Durante todo el tratamiento y el seguimiento posterior al tratamiento, intentó llevar una vida normal, despejando muchos de los tabúes que hay en torno al cáncer.

Bimba Bosé

Icono de la moda internacional y artista polifacética, nunca se escondió y habló directamente sobre su cáncer de mama. Con tranquilidad y decisión resaltó aspectos fundamentales que le ayudaron en el proceso y que muchas veces se olvidan: contar con apoyo de gente cercana y mantenerse incondicionalmente optimista y en paz. Insistió en la importancia de escucharse y cuidarse a una misma, y, aunque mantuvo algunos proyectos profesionales, se centró sobre todo en su vida personal.  Su compromiso con la visibilización del cáncer de mama fue tal, que llegó a ser la cara visible de importantes campañas de concienciación.

Angelina Jolie

La actriz estadounidense anunció en 2013 que se había sometido a una doble mastectomía para prevenir el cáncer de mama. Además de sus intervenciones públicas, donde habló del complicado proceso, publicó un artículo en The New York Times detallando claramente los pasos que tuvo que llevar a cabo. De esta manera, ayudó a despejar el desconocimiento en torno a esta intervención. En la publicación animaba a todas las mujeres a ser valientes, informarse y tomar la decisión correcta para ellas. Toda esta labor influyó enormemente en concienciar sobre el cáncer y en fomentar el diagnóstico precoz como la mejor prevención.

Luz Casal

La cantante se enfrentó a un cáncer de mama en 2007 y en 2009. Nunca tuvo problemas en contar las verdades más dolorosas del cáncer. Habló abiertamente de todo el proceso que había vivido, explicó los efectos de la quimioterapia y los estragos que había sufrido su cuerpo como la pérdida del cabello, su cansancio y debilidad y la necesidad de tener ayuda. Su actitud y testimonio animó a muchas pacientes en el crudo momento del diagnóstico y a lo largo de todo el proceso de tratamiento.

 

Las cifras de superación y de cronificación del cáncer de mama son un motivo para que nos sintamos optimistas pero no hay que olvidar lo significativo e importante que es un tratamiento temprano y adecuado a la situación de cada mujer para alcanzar el éxito.

En esta carrera de largo recorrido, hay que agradecer a todas las mujeres que se han sumado a esta causa para concienciar sobre la enfermedad, recordando que la auto exploración puede salvar vidas.