Trabajo, solidaridad y vacaciones

Durante estos días en los que ya me encuentro preparando la maleta para mis vacaciones repaso todas las actividades solidarias de este curso y me doy cuenta de todo el trabajo que realizan los voluntarios de Lilly con la ilusión de aportar su granito de arena para mejorar la sociedad.

Cine de mayores 5-post ElenaTengo un recuerdo especial para el grupo que gestiona las actividades del Club del Voluntariado.  A veces son invisibles, pero su trabajo es más que palpable: buscan y lideran a los voluntarios que acuden al Cine de Mayores de Alcobendas, organizado por el Ayuntamiento y que recogen en un vehículo adaptado a aquellos ancianos que tienen problemas de movilidad. Los voluntarios acompañan durante la película y les dan todo su cariño, casi tanto como el que ellos reciben. También se encargan de inscribir a los participantes en las distintas carreras con causa que se celebran en Madrid o preparan toda la logística para nuestras campañas de recogida: Llenamos la Despensa, o el Árbol de los Sueños, a favor de ICEAS.  Preparan un árbol repleto de tarjetas, que son sueños de niños sin recursos para que el resto de empleados las recojan y cumplan como buenos pajes trayendo regalos nuevos… Estos compañeros son capaces de unirse a Abracadabra y apoyarles en las funciones de magia que esta asociación organiza para colectivos desfavorecidos y a las que se unen otros voluntarios de la empresa.cine de mayores 1

Creo que también los 60 voluntarios de Emprende inHealth se merecen un buen descanso.  Desde que en mayo empezó la III edición de este programa de apoyo al emprendimiento social en salud, ya se han reunido varias veces con sus emprendedores para ir revisando las áreas de mejora a las que se enfrentan estos brillantes emprendedores. Siempre se implican más de lo que se les pide y convierten en propio el objetivo de los proyectos a los que asesoran.

Recientemente hemos celebrado la entrega de los Premios de la ONG del Empleado. Se han presentado 14 candidaturas y dos de ellos han conseguido el premio: 5.000 euros para financiar el proyecto de la entidad con la que colaboran a nivel personal: ASSIDO y Mirada Oberta. Aunque esta labor no está relacionada con el voluntariado de Lilly, son tantas horas las que dedican a sus fundaciones y asociaciones que la empresa tiene que premiárselo de algún modo.

Todos merecen un descanso, por supuesto, que por el trabajo que desempeñan cada día en su función, pero también por estas actividades “extra” que aportan tanto a nuestra Sociedad. Espero que mis compañeros vuelvan descansados para coger con ganas el próximo curso y listos para afrontar el desafío que les espera: nuestro Día del Voluntariado. El 27 de septiembre todos los empleados de Lilly tenemos una cita. Los de España y los de las otras filiales en todo el mundo; los de Madrid y los que viven en el resto de comunidades autónomas; los jefes y los colaboradores; los vendedores, los científicos, los de la planta de producción, los que están en cualquier otra área de la empresa… 

Dejaremos nuestra actividad diaria para unirnos con un fin común: poner nuestras manos y corazones al servicio de la Sociedad. Ese día en nuestra empresa se respira la ilusión. Cada empleado lleva dibujada en su cara la sonrisa.  ¡Es tan gratificante!... Tanto como unas vacaciones.  

Si te animas a organizar un Día del Voluntariado en tu empresa quizá te interese ver cómo lo hacemos en Lilly. Te propongo algunos textos:

Elena R. Cobos

Departamento de Comunicación y RSE. Lilly España