#WeWontRest: pensando en el paciente

La firma invitada de hoy, publicada originalmente en LillypadEU, es Christi Shaw, Vicepresidenta de Lilly y Presidenta de Lilly Bio-Medicinas. Esta publicación ha sido extraída del discurso principal de Christi en eyeforpharma.

Un enfoque basado en el aporte de valor en la asistencia sanitaria

Según mi experiencia, navegar por el sistema de salud se ha vuelto cada vez más difícil. Desafortunadamente, he desarrollado mi faceta como cuidador en mi vida personal: perdí a mi madre a los 51 años por cáncer de mama; mi padre falleció a los 67 años por una infección rara; y la salud de mi hermana tiene altibajos. A pesar de mi conocimiento en temas de salud, nunca estuve segura de si la información que recibíamos o los tratamientos prescritos eran los correctos, o si siendo los apropiados se recomendaban en el momento adecuado. Y tengo la sensación de que cada vez la complejidad del sistema de asistencia sanitaria es mayor.

Creo firmemente que, para mejorar la asistencia sanitaria, así como hacerla más sostenible, parte de la solución pasa por realizar contratos basados ​​en el valor. Es decir, en lugar de pagar por productos o servicios cuantificables (medicamentos, camas de hospital, cirugía o incluso visitas a un profesional sanitario), simplemente cambiemos nuestro enfoque: paguemos por una mejor salud. En otras palabras, enfoquémonos estrictamente en aquello que generará los mejores resultados en salud, y en los recursos directos solo para esas medidas específicas.

Por supuesto, esto no será fácil. Estamos hablando de un sistema asentado durante años. Se necesitan cambios estructurales, técnicos y políticos serios para desarrollar marcos estándar, usar de manera inteligente los datos, introducir nuevos modelos de precios, actualizar la infraestructura, y mucho más. Y requerirá una colaboración mucho más estrecha entre los pacientes, los proveedores de atención médica, los pagadores y la industria. La colaboración entre sectores será cada vez más importante y deberíamos recibir ideas innovadoras de aquellos que no pertenecen a la industria farmacéutica para presentar las mejores soluciones posibles para los pacientes.

¿Cuál es el futuro del sector farmacéutico y la atención centrada en el paciente?

Muchas veces, pasamos por la vida y seguimos haciendo lo que estamos haciendo porque eso es lo que siempre hemos hecho. Y eso es lo que ha pasado durante mucho tiempo en el cuidado de la salud.

La disrupción del status quo del actual cuidado de la salud, con las nuevas tecnologías, así como con otros cambios importantes, como las ideas de precios basados ​​en el valor, es exactamente lo que necesitamos. Y se espera que veamos mayores aumentos en la adaptación al paciente a través de una variedad de tecnologías emergentes.

La tecnología ha mejorado la eficiencia en muchas áreas: podemos pedir libros y música, hacer la compra o medir nuestras pulsaciones en nuestros teléfonos. La Medicina es la última frontera en tecnología ... pero la más crítica para nuestra propia existencia. Si bien a veces se considera que los avances en la tecnología distancian a unas personas con otras, en la Medicina se están creando conexiones más sólidas entre los pacientes y los médicos.

De cara al futuro, podemos esperar una convergencia entre la ciencia, el valor y el viaje del paciente de una manera más personalizada. La ciencia se volverá más específica: algunas empresas ya han desarrollado medicamentos diseñados para perfiles genómicos específicos. En oncología, hemos visto cómo seleccionar componentes genéticos específicos del cáncer en una persona ha transformado el curso del tratamiento.

Los sistemas de salud de todo el mundo luchan contra el aumento de los costes y la calidad desigual, y la implantación de soluciones rápidas, como la reducción de errores, el ataque al fraude y la implementación de registros médicos electrónicos, son solo temporales. En el futuro, nos alejaremos de un sistema de atención de la salud orientado a la oferta, y nos encaminaremos hacia un sistema centrado en el paciente.

Con el aumento de los wearables, los rastreadores de fitness y la telesalud, los pacientes toman el control de su salud, y participan cada vez más en sus decisiones médicas de una manera que nunca habíamos creído posible. Hace mucho tiempo que la industria farmacéutica debió asumir esto. Porque, si ponemos las cosas en perspectiva, ¿no deberíamos poner el futuro de nuestra salud y la de nuestros seres queridos como nuestra prioridad número uno?

Está claro, la tecnología está cambiando las reglas en cuanto al cuidado de la salud se refiere, y tendrá un papel determinante en cada nivel del sistema. En este sentido, no debemos olvidar tres aspectos cruciales de la atención médica de vanguardia que nos guiarán hacia la próxima generación de atención al paciente:

  1. Innovación: el descubrimiento de medicamentos para tratar enfermedades con altas necesidades no satisfechas aún continuará siendo la base del trabajo que hacemos para mejorar la vida de los pacientes.
  1. Valor: también necesitamos demostrar el valor de nuestros medicamentos y colaborar con las partes interesadas dentro y fuera del sistema de salud, que son las responsables de entregar y/o pagar nuestra innovación.
  1. Viaje del paciente: Finalmente, creo que es importante apoyar a otros cuidadores y pacientes. Me gustaría instar a cada uno de nosotros a aportar una nueva perspectiva en nuestro trabajo, redoblando nuestro enfoque en el verdadero recorrido del paciente y el papel que podemos desempeñar en la mejora de sus resultados en salud.

Hagámoslo posible, hagámoslo personal.

¿Te has fijado en el nombre de la firma invitada? LillyPad se enorgullece de acoger en nuestro blog a una diversidad y variedad de autores invitados y nos comprometemos a ofrecer diferentes puntos de vista. Sin embargo, ten en cuenta que las opiniones compartidas en este post pertenecen a su autor y no necesariamente son compartidas por Lilly.