De Cambio Social y de las Personas

La firma invitada de hoy es la  Fundación United Way España, este post ha sido escrito por Nacho Espinosa Goded CEO de la Fundación United Way España. 

Como todo últimamente, la solidaridad ha cambiado. La solidaridad antes era cosa de dos: unos donaban, otros recibían. Actualmente podríamos hacer un mapa de los recursos dedicados al cambio social (ya ni siquiera hablamos de solidaridad) que iría desde los fondos invertidos en negocios sociales, donde los inversores aspiran y obtienen rentabilidad de empresas que tienen un fin social, hasta el extremo contrario, donde podríamos situar los recursos donados a fondo perdido por empresas, personas o instituciones.

Se nutra de unos u otros recursos, busque sólo impacto social o también rédito económico, toda entidad social aspira a promover un cambio hacia el bien común. Y cuando hablamos de cambio social, hablamos de personas. Para  avanzar el pro-común o bien intentamos modificar/educar el comportamiento de los individuos (formando en hábitos saludables, por ejemplo); bien les dotamos de recursos y medios de los que carecen y que les permiten acceder a nuevas opciones y oportunidades (como cuando ampliamos el acceso a nuevos medicamentos); ó bien incidimos para cambiar políticas públicas.

A lo que que con frecuencia no prestamos la debida atención es precisamente al carácter subjetivo de la intervención social. Subjetivo no sólo por opinable, sino también porque actuamos sobre sujetos. Las personas somos sujetos, y como tales somos subjetivos. No siempre sabemos lo que nos conviene (ni a nosotros ni a los demás), y no siempre hacemos lo correcto. Es por eso que cuando pensamos en ayudar a los demás, debemos tener en cuenta que “los demás” también son personas, sujetos, subjetivos cuyas ideas y opiniones, actitudes y aptitudes, entorno y ambiente debemos considerar. 

Es por eso que me gusta tanto “Emprende in Health” de Lilly y Unlimited. Porque busca mejorar la salud de las personas, a través de la iniciativa de personas emprendedoras, que con el apoyo de personas trabajadores voluntarios, ponen en marcha proyectos que tienen en su centro a las personas. Y no puede ser de otra manera, pues su proyecto sólo tendrá éxito si se lo “compran” (en sentido literal y figurado) las personas a las que va dirigido.

Y volviendo al continuum de los recursos. Puesto que trabajamos con personas se impone la colaboración entre las entidades sociales, pues distintas iniciativas tienen influencia sobre los distintos aspectos de los muchos que perfilan la vida de cada uno de nosotros.

La innovación y la tecnología serán imprescindibles para ampliar el pro-común, pero al final siempre volvemos a lo mismo: personas colaborando con personas por el bien de las personas. 

 

 

Nacho Espinosa Goded
Fundación United Way España, CEO

 

¿Te has fijado en el nombre de la firma invitada? LillyPad se enorgullece de acoger en nuestro blog a una diversidad y variedad de autores invitados y nos comprometemos a ofrecer diferentes puntos de vista. Sin embargo, ten en cuenta que las opiniones compartidas en este post pertenecen a su autor y no necesariamente son compartidas por Lilly.