MedicSen: una vuelta de tuerca a la innovación en salud

La innovación en salud va más allá de buscar nuevas terapias farmacológicas que ayuden a paliar o vencer las consecuencias de una enfermedad. Los avances tecnológicos están marcando un antes y un después en la mejora de la calidad de vida de las personas, algo excepcionalmente necesario cuando hablamos de enfermedades crónicas. En esta situación, un control regular que facilite el día a día del paciente supone un aumento significativo en salud.

 Cada vez son más las startups que idean nuevos dispositivos y desarrollan las últimas tendencias en comunicación, materiales o desarrollos tecnológicos para mejorar las rutinas de los pacientes. Utilizar smartphones para facilitar el día a día de los pacientes o utilizar impresoras 3D para planificar de manera eficiente una intervención quirúrgica son buenos ejemplos de esta revolución tecnológica, participantes en Emprende inHealth.

 ¿Imaginas un pancreas artificial capaz de individualizar el tratamiento de cada paciente? Eduardo Jorgensen y su equipo visualizaron esta idea y la hicieron posible. Es impresionante ver cuál es el catalizador que hace posible arrancar con una idea.  En el caso de Eduardo, surgió en una sala de espera cuando contemplaba a una niña de 10 años negarse a recibir un tratamiento para la diabetes, pese a que conocía las consecuencias. ¿El motivo?: Le impedía jugar con sus amigas, le avergonzaba que otros niños se rieran de ella, le fastidiaba perderse las fiestas de cumpleaños. Entonces Eduardo pensó que no era necesario que esa niña viviera en estas circunstancias existiendo la tecnología necesaria para evitarlo. Sólo hacía falta poner las ideas en orden. Y nació MedicSen.

 Gracias a un algoritmo de aprendizaje, el sistema dispone de un cerebro que procesa los datos analizados en el organismo para poder predecir las cifras de glucosa en sangre del paciente, recomendando la dosis adecuada de insulina. Y todo este proceso a través de parches que no producen lesiones. ¿Lo más sorprendente? Se gestiona a través de una app en el Smartphone del usuario.

 Puede parecer de ciencia ficción, pero está siendo posible. Logros como éste pueden alcanzar el éxito,  si se les da el apoyo y respaldo necesario. Los emprendedores necesitan recursos y un entorno favorable para desarrollar su actividad empresarial.  Sin duda, la experiencia y el conocimiento de otras personas que hayan trabajado en su sector, puede contribuir a allanarles el camino. Pero lo que realmente convierten los sueños en realidad son personas como Eduardo, personas especiales que, ante la visualización de un problema, se remangan y no ven obstáculos, sólo caminos para empezar a andar en búsqueda de la solución. Nuestra Sociedad necesita más “Eduardos”, necesita más emprendedores cuyo sueño sea cambiar el mundo. Los emprendedores sociales pueden hacerlo y confiamos en ellos.