/WP/wp-content/uploads/Portada-Ricardo.jpg

Hábitos de vida saludable para un futuro más sano

¿Te imaginas que tu yo del futuro se pusiera en contacto contigo para avisarte de que tu salud está en peligro? Y no por una amenaza salida de una película de terror. No hablamos de asesinos, monstruos o catástrofes naturales. El enemigo es mucho más numeroso y silencioso: nuestros malos hábitos. Así empieza “21 días para mejorar la salud cardiovascular”, una aventura en la que Ricardo Moure recibe un alarmante aviso de su yo futuro: si continúas con tu estilo de vida actual padecerás obesidad y tu salud cardiovascular se resentirá, sufriendo diabetes tipo 2, relacionado con problemas cardiovasculares.

 Consciente de que el tiempo que se considera necesario para cambiar realmente los hábitos es de 21 días, Ricardo se embarca en un viaje a lo largo de 21 capítulos en los que nos enseña que inculcar en tu vida hábitos saludables no sólo es fácil, sino que además puede ser divertido y placentero. Y, sobre todo, que los beneficios a largo plazo son inestimables. Son muchas las enseñanzas aprendidas mientras acompañábamos a Ricardo, pero hemos querido destacar las siguientes: 

  • La diabetes sigue siendo un misterio para la sociedad. Cuando Ricardo sale a la calle a preguntar qué es la diabetes, se encuentra con que muy poca gente conoce las causas y efectos de esta patología. Y, lo que es más grave, desconocen cómo evitarla. Por ello, es vital educar a la población sobre la importancia de adquirir hábitos que mejoren nuestra salud y que mimen nuestro corazón, ganando en salud y calidad de vida. 
  • Hábitos saludables, claves para prevenir la diabetes y cuidar la salud cardiovascular. Cuanto antes empecemos a cuidar nuestra salud menos probabilidades tendremos de padecer diabetes o sufrir una complicación cardiovascular. Por ello, es importante estar informados sobre la importancia que tiene cuidar nuestra alimentación, nuestras horas de sueño y practicar ejercicio. 
  • Adecuar tu entrenamiento a tu actividad diaria. Adquirir un hábito no es cosa de un día y eso también se aplica al ejercicio físico. Lo ideal es ir introduciendo pequeños ejercicios poco a poco y estar motivados, sin olvidar que los expertos recomiendan realizar 30 minutos de actividad cardiovascular al día. 
  • La alimentación, la base de una salud fuerte. Las personas que siguen la dieta mediterránea tienen un 30% menos de probabilidades de desarrollar problemas cardiovasculares y diabetes. Una dieta equilibrada se basa en alimentos frescos y variados entre los que no faltan frutas, verduras y proteínas magras. 
  • Es básico eliminar malos hábitos. El tabaco o el estrés aumentan las probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular en un futuro. No hay excusas, tenemos que sacar de nuestro día a día los malos hábitos que sólo dañan nuestra salud. 

Si quieres aprender mucho más acerca de los beneficios que los hábitos saludables tienen para nuestra salud no olvides visitar la web de “21 días para mejorar tu salud cardiovascular”, un curso muy completo enfocado a pacientes de diabetes tipo 2 que quieren cuidar su corazón. El objetivo es que podamos ser nuestro propio coach al iniciarnos en un estilo de vida saludable. Sabemos que no es un camino fácil y que la motivación es clave para alcanzar nuestro objetivo: estar saludables. Porque, ¿hay mayor motivación que nuestra salud?