FibroCURE: ideas que mejoran la calidad de vida

La fibromialgia es una enfermedad complicada, sobre todo en la fase de diagnóstico. En palabras de David Cotán, cofundador de Pronacera, “los pacientes tienen un viaje, el denominado viaje del paciente, que dura de entre 3 a 5 años, para que consigan diagnosticarle la enfermedad”. Quizá por ello, quiso buscar una manera de mejorar este proceso. Y así nació FibroCURE.

 Para aquellos que no conocen esta enfermedad, David nos la describe como rara pese a que afecta a un número elevado de pacientes, ya que es muy difícil de diagnosticar. En el 90% de los casos afecta a mujeres, y los pacientes se sienten solos e incomprendidos al no saber encontrar la causa de lo que les está pasando. Ayudar a estas personas fue la motivación que David Cotán, y sus compañeros  de Pronacera, necesitaron para llevar a la práctica su idea.

 El impacto positivo de FibroCURE en la sociedad fue determinante para que Pronacera fuera uno de los proyectos seleccionados en Emprende inHealth, el programa de apoyo al emprendimiento social en el que Lilly participa junto a UnLtd. Para aquellos que desconozcan esta iniciativa, Emprende inHealth proporciona formación, un capital semilla de 5000€ y mentoring a emprendedores seleccionados, para convertir sus iniciativas en un negocio sostenible que genere un impacto social en el ámbito de la salud.

 Este último aspecto es el que más le ha ayudado a David: “la experiencia que tiene Lilly en salud es muy interesante porque, sacar un kit al mercado requiere de una validación clínica, una validación técnica, controles de calidad, asumir la calidad dentro de la empresa, todos los trámites administrativos… En todos esos aspectos, Lilly tiene mucha experiencia. En este sentido, los profesionales de Lilly nos están ayudando muchísimo a la hora de asesorarnos sobre cuál es el camino a escoger”.

 Por ello es tan importante que compañías con experiencia en campos como la salud apoyen a aquellas empresas que están comenzando a dar pequeños pasos, sobre todo si el objetivo final de estos proyectos es solucionar problemas de este tipo. “Realmente existe una parte de la sociedad que se encuentra muy aislada y que no tiene ese apoyo de los profesionales a la hora de encontrar diagnóstico y tratamiento para esa enfermedad. Y no porque los profesionales no sean buenos, que lo son, sino porque no tienen las herramientas necesarias para facilitar ese diagnóstico y búsqueda de tratamiento. Creo que, usando este tipo de proyectos se va a conseguir mejorar significativamente la calidad de vida de muchas personas.”