Play Zone: esperar, jugar y aprender en los hospitales

¿Qué ocurre cuando se va con niños pequeños y les pedimos que esperen quietos, sin hacer nada, durante 15 -20 minutos? En la mayoría de las ocasiones, es casi imposible, ¿verdad? Y, ¿qué ocurre si el sitio al que vamos, además, es la consulta del médico?

 Ahora es posible una espera más agradable, entretenida y educativa gracias a las Play Zone instaladas en 14 hospitales de España.

 La creación de estos espacios surge de un acuerdo internacional entre Lilly y Disney, por el cual se creó un personaje con diabetes –Coco- para ayudar a normalizar la situación. Los cuentos con las historias de Coco llegan a ahora los hospitales junto con una decoración infantil y juegos variados, para que los niños puedan entretenerse y aprender sin molestar al resto de los pacientes.

 Durante el primer año después del diagnóstico, el niño con diabetes tiene que acudir varias veces a las consultas externas del hospital. Y estas visitas, con pruebas y controles médicos, no suelen resultar agradables. De forma que a la ansiedad que genera acudir al médico, se suma el ambiente habitual de las salas de espera clásicas, donde el niño tiene que esperar sentado y callado. Crear una zona de juegos distrae al pequeño, lo que permite que su estrés -y el de sus padres- disminuya.

 Las Play Zone que se están instalando por toda España acondicionan las salas de espera de Endocrinología Pediátrica o de Pediatría general, ayudan a los niños con diabetes a entender mejor su situación, y extienden este conocimiento al resto de las familias sobre la diabetes.

 Coco está llegando a tu ciudad. Esperamos que en tu próxima visita al hospital tengas una espera más amena, formativa y divertida.