5 motivos por los que celebrar el Día del Voluntariado

Más de 500 empleados participarán el próximo 29 de septiembre en el Día del Voluntariado, una jornada para fomentar la solidaridad entre los empleado de Lilly. Este será el noveno año que se celebre, y en ella 24.000 empleados de todas las filiales que Lilly tiene repartidas por el mundo formarán parte. ¿En qué consiste? Miembros de la plantilla de Lilly dedican un día laborable a realizar tareas cuyo impacto en la sociedad es muy positivo: reforestación, recogida de alimentos, acompañamiento de ancianos… Una oportunidad para que los empleados apliquen yo pondría sus habilidades y sus conocimientos en la mejora de alguna causa solidaria.

 Fomentar el voluntariado poniendo en marcha programas corporativos y organizar una vez al año un Día del Voluntariado es muy beneficioso para la empresa. Por ello, damos 5 razones por las que celebrar un Día del Voluntariado en tu empresa.

 1. Mejora las relaciones entre los diferentes departamentos de la organización. Una de las consecuencias más positivas de celebrar el Día del Voluntariado es que se da la oportunidad a diferentes empleados que en su día a día no trabajan juntos de conocerse y sentirse parte de un mismo equipo, fomentando así la horizontalidad el intercambio de experiencias dentro de la empresa y mejorando la comunicación interna.

 2. Favorece el desarrollo de habilidades entre la plantilla. La realización de las diferentes actividades que se llevan a cabo durante el Día del Voluntariado son una excelente oportunidad para que todos los empleados pongan en práctica diferentes habilidades que en su día a día no siempre han tenido la oportunidad de desarrollar, como el liderazgo o la organización.

 3. Aumenta el sentimiento de pertenencia. En jornadas así se refuerza el espíritu colaborativo que hace sentir al trabajador parte de algo grande, en el que el trabajo en equipo ayuda a construir cosas grandes e importantes que impactan positivamente en la sociedad. Esta idea se refuerza al poder comprobar de manera inmediata el resultado de poner un pequeño grano de arena para mejorar la vida de las personas.

 4. Contribuye al cambio social. Los programas de desarrollo del voluntariado corporativo como el Día del Voluntariado dan la oportunidad a los empleados de comprobar por sí mismos lo beneficioso para la sociedad de las acciones filantrópicas. De esta manera, se ayuda a implantar poco a poco la cultura de la solidaridad desde la empresa, impactando así positivamente en la sociedad de manera mucho más duradera.

 5. Facilita un buen ambiente entre los empleados. En este día la plantilla disfruta de un cambio de aires respecto a su jornada laboral habitual. Personas con diferentes perfiles profesionales y realidades personales se mezclan en un entorno diferente y ameno que les saca una sonrisa y les enriquece.

El respaldo al voluntariado corporativo es sólo uno de los caminos que las empresas pueden tomar para impactar positivamente. Son muchas las acciones que desde la empresa se pueden desarrollar dentro del marco de la Acción Social, y que además generan un beneficio mutuo, pues aporta valor a la empresa, a los empleados y a la Sociedad.