Algunos datos sobre los ensayos clínicos que no conocías

Los medicamentos están tan integrados en nuestro día a día que muchas veces no nos paramos a pensar en el largo y costoso proceso que ha tenido lugar para que lleguen a nuestras manos. Desde una píldora para el dolor de cabeza al medicamento más innovador creado para la lucha contra el cáncer. Todos pasan por un proceso de descubrimiento y posterior control de resultados.

 El ensayo clínico es la columna vertebral del desarrollo de la medicina. Es una investigación científica que proporciona información vital sobre la seguridad y eficacia del medicamento. Incluso pueden llegar a generar datos de gran utilidad para desarrollar nuevos medicamentos. Cada uno de los ensayos clínicos que se llevan a cabo durante el desarrollo de un fármaco sirve para un objetivo concreto. Los más frecuentes son calcular la dosis adecuada y evaluar los posibles efectos secundarios.

 El ensayo clínico se erige entonces como una pieza básica en el rompecabezas de la innovación. No sólo ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes que actualmente padecen enfermedades, sino que asegura un futuro mejor a aquellos que serán diagnosticados: muchas personas que podrán beneficiarse de los descubrimientos que se han hecho hoy. Por ello, hemos querido ampliar la información sobre él y contaros algunos datos y curiosidades.

fow_red

 Fuente

fow_red

Fuente

fow_red

Fuente

fow_red

 Fuente

fow_red

Fuente