Ensayos Clínicos centrados en el Paciente

Post original publicado en LillypadEU y escrito por Rob  Kroes, líder del proyecto Clinical Open Innovation de Lilly en Europa.

 Los “Ensayos Clínicos Centrados en el Paciente” son la expresión de moda dentro del desarrollo de nuevos medicamentos. En muchas conferencias del sector farmacéutico/sanitario es el principal punto de interés. Se invierte mucho tiempo en hablar sobre cómo introducir la participación de los pacientes en el desarrollo de medicamentos, en los procesos internos, en la composición del ensayo clínico, etc. Todo esto está muy bien pero debemos cuestionarnos si el hecho de incluir la palabra “paciente” en todos tus procesos estándar, realmente te hace ser una organización más centrada en el paciente.

 A pesar de que la industria innova constantemente para ayudar a descubrir nuevas opciones de tratamiento para los pacientes, podemos luchar para adoptar nuevas tecnologías también en sus procesos de descubrimiento. Si realmente queremos que los ensayos clínicos se centren más en los pacientes debemos empezar a pensar de forma diferente. En otras palabras, no pensar tanto en cómo encajar la palabra paciente en los procesos ya existentes, sino en rediseñar totalmente el proceso de ensayo clínico en torno a las necesidades de los pacientes. Para eso, debemos adoptar una nueva mentalidad.

 Como sector,  podemos empezar considerando a los pacientes como colaboradores en los ensayos clínicos. Esto permitiría cambiar el modo en que la industria farmacéutica diseña los ensayos y aseguraría que se incorporen mejor las necesidades de los pacientes en el proceso clínico. Lilly recoge comentarios y sugerencias de los pacientes a través de varios procesos en los cuales los pacientes están activamente involucrados para tener un feedback en la parte inicial de diseño del protocolo y la logística del ensayo. La contribución de este proceso ha resultado inestimable para ambas partes.

 Además del diseño básico, la industria farmacéutica podría también adoptar nuevas tecnologías para mejorar la experiencia del paciente durante el ensayo clínico. Con los nuevos dispositivos disponibles, el número de visitas a los centros de investigación podrían reducirse considerablemente, creando menos cargas tanto a los pacientes como a los miembros de su familia. Por ejemplo, para un paciente diagnosticado de Alzheimer supone un gran reto desplazarse al centro de investigación, ya que la mayoría no pueden viajar solos y por lo tanto necesitan que un familiar o amigo los acompañe. Imaginemos el impacto si el número de visitas al sitio pudiera ser reducido por ejemplo al 50%. 

 Esto me lleva a mi último  punto. Cuando un ensayo clínico finaliza, muchos pacientes desconocen cuál ha sido su contribución. Sí, la industria les agradece su participación, pero hay tanto que se podría hacer para ayudar a los pacientes a estar más informados... El estándar debería ser mantenerles informados para futuros desarrollos.

 En Lilly estamos comprometidos a cambiar nuestro modelo de negocio  en todas las fases del proceso de desarrollo clínico con el fin de rediseñar completamente el proceso del ensayo clínico. Ahora que se ha establecido esta mentalidad en nuestro modo de pensar, podemos esperar nuevos desarrollos que beneficien tanto a los pacientes como a las comunidades de investigación.