Cedrión, la alternativa para limpiar el aire de SARS-COV-2 en espacios cerrados y superficies, se desarrolla con el apoyo de Emprende Inhealth

Las start-ups que participan en Emprende inHealth siempre desarrollan proyectos muy innovadores y, además, traen esperanza a pacientes y profesionales sanitarios que esperan por una solución para su problema. En el caso de Cedrión, la propuesta que presentan tiene hoy más vigencia que nunca, ya que desarrollan sistemas que limpian el aire y desinfectan superficies de microorganismos, en particular del SARS-COV-2, responsable de COVID19.

Enrique Medina Peinado es el CEO de Cedrión, una empresa del sector aeronáutico que se adapta a la nueva realidad originada por una crisis de salud. A él le preguntamos cómo trabajan en este reto y la novedad que aportan.

Nuestro trabajo consiste en desarrollar dispositivos de plasma. A grandes rasgos, sometemos el aire ambiente a un campo eléctrico separando electrones de las partículas neutras y creando iones, que son sustancias altamente oxidantes que destruyen virus y bacterias. En Europa y en el mundo hay muchas organizaciones intentando ayudar a mitigar esta pandemia con otras tecnologías, pero en este tipo de tecnología somos punteros.

Pero ¿es realista que vuestro dispositivo pueda ser útil en esta crisis sanitaria?

Nosotros pretendemos atacar las dos fuentes más comunes de contagio, el aire en espacios cerrados, con un sistema que lo limpie mientras hay personas en la sala. También disponemos de otro dispositivo para la desinfección de superficies. Queremos ayudar a reducir los contagios en hospitales, centros de educación, transporte público, casas de personas dependientes, etc.

Hemos comenzado a probar con coronavirus distintos al SARS-COV-2, porque es más fácil y estamos obteniendo unos resultados muy prometedores, en septiembre comenzamos las pruebas con el SARS-COV-2, si todo sale bien, a final de este año tendremos un producto certificado y listo para comercializar.

Una empresa del sector aeronáutico que se adapta al entorno y se mete de lleno en una solución para el ámbito de la salud. ¿Ha sido este vuestro primer contacto con el sector sanitario? ¿Cómo describirías trabajar en este sector en comparación con vuestra experiencia en otros?

Nosotros generábamos los iones para acelerar el aire, para crear un viento iónico que nos permitía refrigerar electrónica embarcada en aviones, drones, etc. Hace un año vimos que nuestra tecnología podía ser útil para acabar con bacterias, pero era un proyecto pequeño y estaba enfocado al sector de la alimentación. Con la crisis causada por esta pandemia, pivotamos para intentar aportar nuestro granito de arena. El sector es distinto, pero también la situación es excepcional, ahora todo está muy enfocado a obtener algo que ayude a paliar tanto la pandemia como sus consecuencias. No creo que podamos conocer de verdad el sector hasta que volvamos a la normalidad.

El sistema de Cedrión de desinfección y esterilización a través de plasma atmosférico no necesita ningún consumible y no genera residuos por lo que es una opción sostenible además de una excelente solución en el contexto de esta pandemia, pero ¿tiene otros usos?; es decir, ¿cómo veis vuestro proyecto en el largo plazo?

En el futuro, espero que ya la COVID19 sea un mal recuerdo, pero siempre estaremos pendientes de que no vuelva a pasar algo así. Nuestro sueño es aportar una tecnología que garantice el aire limpio en hospitales, colegios, universidades, centros de mayores, oficinas, etc. Y que haga más seguro el transporte público. Dar confianza para poder seguir avanzando.

 

CEDRIÓN, LA ALTERNATIVA PARA LIMPIAR EL AIRE DE SARS-COV-2 EN ESPACIOS CERRADOS Y SUPERFICIES, SE DESARROLLA CON EL APOYO DE EMPRENDE INHEALTH

 

Tenéis un sistema muy prometedor en un contexto en el que es muy necesario, entonces ¿qué os puede aportar el Programa Emprende inHealth?

Nos presentamos porque no conocemos el sector salud, y nos parecía un encaje estupendo, estar en este programa nos permitiría aprender del sector. También el foco social que ofrece nos atrae mucho. Creemos que ser sostenible significa que tu trabajo mejora la sociedad.

¿Y los voluntarios de Lilly? ¿Crees que os van a proporcionar el apoyo necesario?

Llevo varias reuniones con distintas personas de Lilly y me está gustando mucho el programa. El riesgo en este tipo de actividades es perderse en el mundo de las ideas, y por ahora hay muchas ideas interesantes y se bajan al terreno de la realidad.

Nos van a ayudar entendiendo lo que hacemos y lo que somos, que lo han hecho enseguida, y viendo en qué áreas nos hace falta más ayuda. Se han planificado las sesiones en función de este análisis de necesidades y, la verdad, es que está yendo muy bien. Un papel fundamental es el del mentor, en mi caso Hicham Safine, que modera el juego para tener claro cuándo ir al mundo de las ideas y cuándo volver al mundo de la concreción.

Cada proyecto de Emprende inHealth, al que los voluntarios de Lilly apoyan, es ilusionante. Los empleados pueden ver en pocos meses todos los aspectos que hay que tener en cuenta en el desarrollo de una idea empresarial, en un proceso de aprendizaje apasionante. En algunos casos, además tienen la oportunidad de comprobar cómo los logros de la start-up a la que apoyan supondrán un importante avance para la salud de muchas personas. Este es el caso de Cedrión, empresa a la que deseamos el mayor de los éxitos.