Innovación sanitaria, sostenibilidad y el futuro del sector salud

Sin duda, COVID19 y la pandemia por el nuevo coronavirus nos ha hecho reflexionar sobre la situación en la que se encuentran los sistemas sanitarios, los beneficios de la tecnología y los retos que el sistema debe afrontar para su incorporación con todas las garantías.

Recientemente, he tenido el placer de participar en diversos foros en los que se ha debatido sobre este tema, como fue el Foro organizado por la Fundación Gaspar Casal, en el que se presentó el libro “Inteligencia Artificial y decisiones clínicas: cómo está cambiando el comportamiento del médico”. Este evento se adentró en debates muy enriquecedores sobre la calidad del dato, la protección de los derechos individuales y otros temas de igual calado.

Ahora, de nuevo, con un enfoque internacional, ha vuelto a mi mesa la presentación del informe “Innovation, Sustainability and the future of Healthcare” realizado por IE Center for the Governance of Change, con la colaboración de la Dra. Mireia Crispin, Directora de Investigación del programa “Future of Healthcare” del IE Center for the Governance of Change y Borysiewicz Fellow, Universidad de Cambridge, y la coordinación del Dr. Marcos Gallego, Coordinador de investigación del programa “Future of Healthcare”, del IE Center for the Governance of Change. También nos acompañaron en la mesa redonda la Dra. Vanessa Candeias – Directora del programa “Shaping the Future of Healthcare”, World Economic Forum, el Dr. Filippo Pesapane, Radiólogo, Instituto Europeo di Oncologia y el Dr. Max Parmentier, Founder and CEO, Birdie.

Este proyecto nos acerca a la innovación en tecnología digital y su impacto en el ámbito de la salud. Debate sobre cómo los sistemas de salud del futuro harán compatibles los avances tecnológicos con el respeto a la ética y los derechos de profesionales y pacientes.

Los retos de los sistemas de salud de dos últimas décadas: la presión demográfica, la cronificación de muchas patologías, la participación de los pacientes en la toma de decisiones, el acceso a las innovaciones y como incluirlas para permitir la sostenibilidad.

Las nuevas tecnologías están abriendo una nueva aproximación y posibilitando soluciones. La inteligencia artificial, el big data, la digitalización o la telemedicina son realidades que nos permiten vislumbrar las tendencias de futuro para los sistemas de salud.

La pandemia COVID19 ha hecho que estas tendencias se aceleren, generando un ecosistema de innovación en el que participan todos los actores, entre los que también se encuentra la industria farmacéutica, donde hemos visto ejemplos de cómo la IA ha contribuido a acelerar el desarrollo de nuevas soluciones.

También vemos cómo se acelera la aplicación de algoritmos a datos de salud capturados por dispositivos inteligentes, como puede ser un inyector de un medicamento. Estos datos pueden compartirse con los profesionales sanitarios para tomar decisiones sobre diagnóstico, tratamientos o seguimiento de patologías crónicas como la diabetes, mejorando el control de la enfermedad y optimizando la utilización de los recursos asistenciales.

Los beneficios de la innovación tecnológica en materia digital son claros para los profesionales sanitarios, para los sistemas de salud y para los pacientes como los últimos destinatarios de los sistemas de cuidados de salud.

Desde Lilly me gustaría invitarte a que nos acompañes en este viaje para seguir proporcionando soluciones que mejoren la salud de los pacientes en todo el mundo. La tecnología en sí misma no es suficiente, la tecnología tiene una función transformadora cuando se utiliza coordinadamente con otras innovaciones, entre las que se encuentra la innovación farmacéutica, que no puede quedarse atrás en la aplicación de estos avances.

Os dejamos el informe completo para seguir reflexionando. 

 

Nabil Daoud, presidente de Lilly España, Portugal y Grecia.