Diabetes e hipoglucemia grave: conoce los síntomas para actuar a tiempo

¿Cómo reaccionaríamos si viéramos a una persona inconsciente en la calle? Podemos creer que ha sufrido una bajada de tensión o incluso que le ha dado un infarto. Pero ¿y si pensamos que está ebrio? Cuando una persona sufre una hipoglucemia grave, puede perder la consciencia. En este artículo explicamos qué es la hipoglucemia grave y algunos de sus síntomas para poder tender Una Mano a Tiempo a la comunidad de diabetes.  


Una hipoglucemia es un descenso de los valores normales de la concentración de glucosa en sangre, unos 70mg/dL, aunque puede variar en cada persona. A su vez, se considera que una hipoglucemia es grave cuando los síntomas inhiben la capacidad de reacción del paciente y necesita la ayuda de otras personas.

Además, muchos de los casos de hipoglucemia grave suelen ocurrir durante la noche, lo que dificulta que sean detectados a tiempo. Por eso, es importante estar pendientes de los niños con diabetes; algunos de los síntomas asociados suelen ser las pesadillas, despertarse llorando y/o con sudores exagerados, o estar cansados, irritables o confusos al despertar.

La hipoglucemia grave es una de las complicaciones más frecuentes que pueden sufrir los pacientes de diabetes, y afecta tanto a las personas con diabetes tipo 1 como tipo 2. A pesar de ello, es un trastorno bastante desconocido entre la sociedad; por lo que es crucial informar y concienciar. Por eso son tan relevantes las iniciativas como Una mano a tiempo, la campaña de visibilización sobre la hipoglucemia grave que llevaron a cabo la FEDE (Federación Española de Diabetes), especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y Lilly.

 

¿Cuáles son los síntomas de una hipoglucemia grave?

Cuando se produce la hipoglucemia, el organismo intenta mantener los niveles de glucosa normales, pero en el caso de una persona con diabetes, su estado le impide lograrlo de una manera autónoma. Ante esta situación, se presentan una serie de síntomas característicos que es importante reconocer. Aunque pueden manifestarse de manera distinta en una persona u otra, o en diferentes intensidades, es habitual sentir hambre, sudoración fría, irritabilidad, palidez en el rostro, temblor, náuseas, palpitaciones, ansiedad, o una sensación de debilidad.

Por otro lado, si la hipoglucemia se prolonga sin ser tratada, pueden aparecer nuevos síntomas en el paciente. Estos suelen ser dolor de cabeza, falta de concentración, confusión, debilidad, visión borrosa, conducta alterada, falta de memoria o de coordinación. Todos estos síntomas se dan cuando los niveles de glucosa en sangre son tan bajos que el cerebro no recibe la cantidad suficiente para funcionar de manera habitual. Si la hipoglucemia se prolonga, el paciente puede llegar a perder la conciencia o la conexión con su entorno, o convulsionar e, incluso, entrar en coma.

 

¿Cuáles son las causas de la hipoglucemia grave?

La hipoglucemia grave suele ocurrir por haber ingerido una cantidad de alimentos menor de lo planeado o haber realizado ejercicio no planificado o que requiera un esfuerzo mayor del habitual. Junto a esto, hay otros factores que pueden desencadenar una hipoglucemia grave y a los que hay que estar atentos. Por ejemplo, errores en la administración de la insulina, no comer suficientes hidratos de carbono, retrasar una comida o ayunar; y consumir demasiado alcohol son algunos de ellos.

 

¿Cómo ayudar a los pacientes?

Pese a ser una afección tan común, hay mucho desconocimiento por parte de los pacientes de diabetes y de las personas de su entorno de los síntomas, y tampoco suelen saber cómo actuar ante un caso de hipoglucemia grave. Pero es crucial que la sociedad esté informada, pues cuanto más se tarda en detectar la hipoglucemia, mayor puede ser su gravedad. Precisamente este es el objetivo de la campaña Una mano a tiempo: informar, concienciar y visibilizar esta complicación tan común entre los pacientes de diabetes. Y es que, somos conscientes de que, solo haciendo a la sociedad participe de los problemas de los pacientes se puede mejorar su calidad de vida.

En el caso de las hipoglucemias graves esto es especialmente relevante porque son casos que en muchos casos pueden ser evitados, y, sobre todo, hay que tener en cuenta que cuantas más hipoglucemias graves sufra un paciente de diabetes, más riesgo hay de que la vuelva a padecer. Este tipo de iniciativas son muy relevantes, pues sacan a la calle cuestiones que, normalmente, se tratan solamente en las consultas y que están alejadas del día a día del público general. Es importante que el público general esté informado para poder tender una mano a tiempo a los pacientes, actuar, y acudir al médico. Y para ello, el primer paso es saber que esa persona tiene diabetes. Eso puede ser clave para responder con eficacia.

 

Si estás interesado en leer más sobre diabetes te recomendamos esta serie de artículos: